Querétaro se une a Jane’s Walk

Por Mariana Figueroa

Para Jane Jacobs (1916-2006), periodista y teórica del urbanismo, las calles y sus aceras, los principales lugares públicos de una ciudad, son sus órganos más vitales, porque en ellos las comunidades se fortalecen a través del diálogo y la convivencia.

Una manera de celebrar su legado, que incluye conceptos como rescatar el dinamismo en las calles, el uso de espacios de uso mixto (promoviendo la integración de la comunidad con residencias, lugares de trabajo y tiendas) y conservar lo antiguo frente a lo nuevo, es el festival de caminatas Jane’s Walk, un evento que se celebra alrededor del mundo cada 4 de mayo, en el natalicio de la activista nacida estadounidense y nacionalizada luego en Canadá, donde vivió sus últimos años.

El festival nació en Toronto, impulsado por la fundación de la activista, creada tras su muerte para difundir su filosofía. En estas caminatas lideradas por ciudadanos, se abre un espacio a la reflexión, al encuentro con el otro y a la exploración de lugares desconocidos, o quizá lugares familiares que creíamos dominar de cabo a rabo.

Este año, Querétaro formó parte de las más de 245 ciudades en 43 países alrededor del mundo en las que se realizó el festival. Organizadas por Camina Querétaro y dérive LAB, organizaciones locales sin fines de lucro, el pasado fin de semana se llevaron a cabo tres caminatas: Conciencia de la ciudad, guiada por Mindfulness Querétaro; Comercio informal y racismo, a cargo de ReCrear; y Descubriendo Menchaca, guiada por la investigadora Stefania Biondi en una de las zonas más conflictivas de la ciudad.

 

Caminar – observar – conectar

En el ideario de Jacobs, la planeación de las ciudades debe hacerse teniendo como figura central al peatón y no a los automóviles. Durante nuestro recorrido por las distintas rutas de Querétaro nos sumamos a lo que Jane llamaba el ballet de la acera, que no es más que esa coreografía involuntaria en la que nos vemos envueltos cuando caminamos por la calle, desordenada, pero armónica y siempre diferente.

Como parte de ese cuerpo de ballet, el viernes corrimos en grupo por la Calle 5 de Mayo bajo un sorpresivo aguacero mientras conocíamos algunos de los nombres originales de las calles por las que pasamos todos los días, otorgados con base en las actividades que se realizaban antiguamente en ese lugar. La Calle del Placer (hoy Independencia), por ejemplo, era nombrada así porque en ella se ubicaban los Baños El Placer, que eran familiares, a diferencia de otros de la época donde se daban orgías que atentaban contra las buenas costumbres queretanas de ese tiempo.

El ballet de la acera también nos llevó a las calles serpenteantes de Menchaca, donde hubo que hacer una que otra pirueta para explorar el terreno irregular y en subida de esta colonia ubicada a 25 minutos del centro histórico.

This slideshow requires JavaScript.

De la mano de Graciela Carvajal, fundadora y una especie de matriarca de la comunidad, y la académica Biondi, quien ha realizado estudios en la zona desde el 2000, conocimos datos interesantes como que Menchaca toma su nombre de un hacendado que llevaba ese apellido y que aunque la colonia se fundó en 1970 fue hasta 21 años después que comenzó a instalarse infraestructura para el drenaje gracias a la labor de las mujeres de Menchaca, quienes excavaban la tierra con lo que tenían a la mano para que pasara la tubería, un trabajo totalmente de la comunidad y para la comunidad.

Caminando el pasado fin de semana observamos y nos conectamos con otras realidades, nos apropiamos del espacio, conocimos historias y vidas, y nos reconocimos en el otro en un ejercicio de empatía propiciado por el hecho de habitar, aunque sea por unas horas, el lugar que habita el otro. La reflexión final es aquella idea que rigió el trabajo de la autora de “Muerte y Vida de las grandes ciudades”: es necesario que los planificadores urbanos consideren en primer lugar a las personas, que deben sentirse cómodas, seguras y protegidas en los espacios que habitan.

Para saber más sobre ésta y otras caminatas en Querétaro, puedes visitar la página de Facebook de dérive LAB y para más información sobre este festival mundial de caminatas y la figura de Jane Jacobs entra a janeswalk.org.

 


 

Mariana Figueroa es periodista y cofundadora, junto con Aron Covaliu, de Travel & Coffee, un portal que parte de la filosofía de que no hay mejor manera de disfrutar un lugar nuevo que sentarse a tomar un café ahí, entre su gente. Con sede en la ciudad de Querétaro, el sitio comparte recomendaciones de cafés y experiencias únicas de viaje en Querétaro, México y más allá.

Nota publicada originalmente en inglés: www.travelandcoffee.net/janes-walk