Vivir Arriba

1 Entorno construido, Investigación

Existe en la arquitectura un lugar intermedio entre la ficción y la realidad de un proyecto, el cual pertenece enteramente a la imaginación; este lugar permite liberarse de cuestiones técnicas, pensar y transgredir los límites de lo estrictamente posible; desde las Casas Patio de Mies Van Der Rohe, la Nueva Babilonia de Constant, el Monumento Continuo de Superstudio o las propuestas de transformación de bloques de oficinas de DOGMA, el ejercicio de imaginación en la arquitectura ha servido como puente para desarrollar nuevas maneras de pensar el espacio, la ciudad y la vida. Lanzar una idea, tan lejos como se pueda, sin importar que sea o no posible acercarse a ella; a pesar de ser enteramente ficticia, abre discusiones, incomoda, cuestiona y despierta interés y curiosidad.

***

Plaza de las Américas, desarrollada y construida como modelo de plaza al aire libre a finales de los setentas, sería la plaza comercial más grande de Querétaro, con amenidades como una tienda ancla, cines y andadores peatonales. La particularidad de su propuesta radicaba en la idea de una plaza comercial manejada en co-propiedad por sus locatarios, quienes decidirían el presente y futuro de la plaza, su relación con la calle, las características y usos del espacio público y sus posibilidades de transformación.

La arquitectura de la plaza, claramente influenciada por el movimiento moderno de mediados de siglo XX, es un modelo simple y racional, utiliza pilotes que crean pórticos continuos organizando los andadores peatonales, asemejando la Ville Savoye de Le Corbusier, la cual pareciera repetirse infinitamente para formar una pequeña ciudad que se organiza alrededor de un zócalo central, rodeado de banderas de todas las naciones del mundo.

Pequeños accesos en los andadores dirigen a las plantas altas, actualmente utilizadas como bodegas, desde donde las ventanas horizontales permiten ver las copas de los árboles y el movimiento de los andadores peatonales. Salones de belleza, cafeterías, papelerías, boutiques de ropa, restaurantes, relojerías e incluso galerías de arte hacen que el espacio se mantenga en constante uso a lo largo del día.

***

Un momento decisivo en la historia urbana de Querétaro: por un lado, el crecimiento acelerado y la expansión desmedida de la ciudad, representada claramente en la afición por los centros comerciales tipo mall, el uso excesivo del automóvil y los conjuntos habitacionales privados en la periferia. Y, por otro, grandes cantidades de espacio subutilizado, principalmente en el primer cuadro de la ciudad, espacios que podrían ser aprovechados para activar y diversificar usos, instalaciones, programas y más.

Una ventana de oportunidad: Plaza de las Américas es, sin duda, una de esas infraestructuras (casi) olvidadas del centro de Querétaro, un edificio que pudiera responder a estas transformaciones urbanas, teniendo como gran ventaja su ubicación, el programa existente, la relación con el espacio público y, desde luego, su arquitectura.

Así, la intención de este proyecto es imaginar oportunidades y posibilidades para Plaza de las Américas, replanteando su programa, adaptando su arquitectura y su relación con la calle y la ciudad en general.


Colaboradores

  • Fundación Multitud
  • Programa de Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico (PECDA)
  • Galería Da Substanz
  • Museo de la Ciudad de Querétaro