Valpo Afectivo

Derivar, Diseño, Escala, Proceso, Vida pública

El passage (o pasaje) es entendido como ese atajo entre el territorio y la emoción, el habitante y la utopía, lo conocido desconocido que configura la cotidianidad.

Siendo Cerro Cordillera un foco activo de actividad artística, cultural y patrimonial de la ciudad de Valparaíso, se propone realzar – a través de micro-intervenciones- las potencialidades del cerro que den solución a los problemas existentes de la zona.

El urbanismo afectivo es en modo de nombrar el urbanismo intangible, el no hablado y poco visible, que se esconde detrás de todo proceso urbano.

Estas intervenciones son de efecto reversible, es decir, no tienen un alto costo político ni financiero; sin embargo, retoman, recuperan y empoderan el espacio público de toda la ciudad. Son entendidas como hitos para un lugar concreto y representan espacios de libre expresión, sociabilidad, urbanidad y cohesión social.

De la misma manera, proveen legibilidad desde y hacia el interior del Cerro Cordillera, tanto para sus habitantes como para sus visitantes.

Nuestra propuesta empieza identificando y generando nuevos recorridos, o en este caso, rutas afectivas, que habitan en todas las ciudades del mundo. Así como hay rutas escondidas, desconectadas, oscurecidas, olvidadas y aburridas, pensamos que también hay la posibilidad de fortalecer estas rutas y haciendo que contemplen, conecten, iluminen, recuerden y jueguen.

La construcción colectiva de ambos niveles del territorio representa un enfoque flexible y crítico para buscar soluciones prácticas a los problemas urbanos presentes en el Cerro Cordillera. Además, promueven la integración de los diferentes actores urbanos y reproducen nuevos focos de interés social, cultural, artístico y económico a escala local, municipal y metropolitana.

Entendiendo así la intervención a pequeña escala como una manera de generar un impacto físico y concreto en la esfera local, y la ruta como una manera de conectar y potenciar un impacto emocional en la esfera global, ambas condiciones son esenciales para una mejor movilidad, delimitación y disfrute de un pasaje que cose la ciudad.


Colaboradores

  • Archithoughts