Blog

Ciudades construidas por ciudadanos

Los ciudadanos, profesionales de otras disciplinas, y habitantes cotidianos, podemos aportar ideas sobre lo que funciona, y cómo mejorar lo que no funciona en nuestras ciudades, podemos entregar observaciones sobre los fenómenos urbanos desde su interior, construir y de-construir experiencias, agregarle valores y perspectivas

El Dragón Morado y las Mariposas Amarillas

Sueña La Cañaguatera interpretada por Carlos Vives, y seguro esta ya es la quinta vez que suena; cualquiera se desespera. No es porque la canción tenga la culpa, pues a mi parecer es uno de los más hermosos temas vallenatos que se han escrito hasta el sol de hoy, sino por como su quinta repetición se mezcla con el calor marítimo que se ha apoderado del Chevrolet Trooper modelo 95 que anda cargando con toda mi familia rumbo a la costa caribe, sin poder hacer uso de su aire acondicionado.

A manera de reclamo

A las ciudades de América Latina las cruzamos mucho pero las vivimos poco. Claro que sí, todos los días las cruzamos, rápido si no hay tráfico, y lento si sí lo hay, pero las cruzamos sin más, sin detenernos a pensar que se nos va la vida por fuera de las ventanas de los carros; y nosotros al parecer, más preocupados por cruzar que por vivir.

Excusas, para no cambiar

Trabajar en el escenario de la revolución urbana, en la época en que poco a poco estamos retornando a la idea de tener ciudades, espacios, servicios y vida a nuestra escala, es de interesante como difícil. Parece ser que para cada posibilidad y alternativa de cambio, siempre hay alguien dispuesto a tener una negación, una dificultad, o un obstáculo. 

Reflexiones en el transporte público

El transporte público también se hizo para reflexionar, meditar, descansar e incluso disfrutar. Disfrutar del ser.  Las siguientes son diversas reflexiones en el sistema metro Y metrobus del Distrito Federal, la capital mexicana.  ¿Tú qué piensas en el metro? 

Ciudad problema, ciudad solución

Hay muchos pendientes por resolver, pero nos corresponde a los ciudadanos presionar y luchar por tener una ciudad con mejor calidad de vida, una ciudad con soluciones ante la marea de la desigualdad que arremete con fuerza y que en un futuro próximo nos traerá infinidad de problemas, si no actuamos desde ahora. Quizás la incitación darwiniana y la noción de la existencia de zonas salvajes; despierten en nosotros el animal que llevamos adentro, pero no el animal violento y salvaje que habita el concreto; sino el animal social, el hommo sapiens, el oon politikon del que ya hablaba Aristóteles para definir a aquel hombre que en su quehacer diario, hace a la ciudad, y habita justamente en ella.